CUENTO DEL REY AVARO

I

Abou-la-be era el rey de un pròspero reino africano. Era tambien el hombre mas egoista que pisaba la tierra. Lo queria todo para él.
Un buen dia, el poderoso rey se marchò de caza. Queria ir a buscar un gran animal y asi volver a casa con el mejor de los trofeos: la cabeza del animal y una gran cantidad de carne. Junto a su vasto séquito de esclavos y porteadores, recorriò gran parte de su reino hasta dar con la pieza mas grande. Al volver a palacio hizo llamar inmediatamente a la jefa de toda la servidumbre.
- Mouna, toma esta carne, haz que la cocìnen con la mejor receta y guardala en un lugar seguro donde nadie pueda probarla.
La ama de llaves, a su vez, llamò a la encargada de la servidumbre de cocina.
- Binta, toma esta carne, preparala con la mas esquisita de tus recetas y escondela bajo llave para que nadie ose tocarla.
Esta, fiel a su superiora, hizo como le habian dicho. Macerò la carne en vino siguiendo una vieja receta de familia, acompañandola de una rica salsa de tomillo y limon. Una vez tibia, escondiò con cuidado la gran cacerola en la vieja chimenea de la alacena situada en el ala oeste. Satisfecha del trabajo se marchò a la cama.
Durante la noche, el apetito del avaro monarca se despertò y sin perder tiempo saliò de la cama decidido a encontrar su suculento trofeo.
Buscò y buscò durante un buen rato, hasta que diò con el olor dulzòn e irresistible no lejos de la alacena. Al interior buscò sin descanso hasta encontrar la olla de carne. Devorò trozo a trozo hasta no dejar ni rastro. Con el vientre casi reventando y pesando siete kilos mas, se marchò caminando despacio hacia la cama.
A la mañana siguiente el rey no madrugò. Nunca lo hacia, puesto que era tan vago como avaricioso. Pensando en lo que habia hecho la noche de antes, se dijo que lo mejor era culpar a alguien de la desapaciòn de su rico trofeo. Asi pues, a eso del medio dia, hizo llamar al ama de llaves.
- Traeme mi suculento trofeo, tengo hambre
La fiel sirvienta, a su vez, hizo llamar a la coninera
- Su majestad tiene hambre. Ve a buscar su carne de inmediato .
Cuando la coninera descubriò el robo quedò paralizada. ¿Qué podria decir? ¿Còmo explicaria aquello? Llorò cinco largos minutos antes de encontrarse con el ama de criadas para explicarle lo sucedido.
Las dos mujeres se presentaron frente al rey para darle la noticia. Este las acusò de mentirosas y les prometiò un severo castigo, pero ellas clamaron su inocencia sin temor. Aquella altaneria hizo enfurecer al soberano sin escrùpulos, que veia como seres inferiores osaban ridiculizarle. Entonces, con la cara roja de ira sentenciò:
- Someteremos a juicio a todos los implicados . Yo mismo participaré. Veremos asi quien miente aquí. Vayamos al borde del mar…

II

Segun la tradiciòn, adentrandose en el mar, aquellos que mienten son tragados por las fuerzas marinas, mientras que la gente sincera se mantiene a flote con toda tranquilidad.

La primera en ser sometida a la prueba fué Mouna, el ama de llaves. Una mujer corpulenta y de presencia firme. Una vez en la orilla, segura de su inocencia, mirò hacia atras sin ni tan siquiera intentar despedirse de los suyos. Se depojò de sus sandalias de cuero negro y caminò hacia la inmensa masa de agua. Cuando ésta tocò por primera vez sus pies, la mujer entonò un extraño càntico. La tradiciòn decia que el relato de los hechos debia ser cantado por los protagonistas del suceso. Asi pues, ella comenzò :

Mi señor fué de caza
Y volviò con su gran trozo de carne
Lo entregué a la cocinerapara que lo preparara
Si yo miento, que las aguas de este mar justo me traguen

Todo el mundo contenia la respiraciòn. Siguiò avanzando hasta que apenas se podia oir su canto y de su figura, solo la redondez de su rizada cabeza se distinguìa .
Al cabo de un rato la figura seguia a flote. La gente respirò de nuevo. Un minuto mas tarde, la buena mujer fué escupida hacia la orilla por una enorme ola.
Llegò el turno de la cocinera. Una joven de unos veinte años, tìmida y delgaducha. Se acercò a la orilla sin articular palabra, seca, desconcertada. Entonces, un grupo de jovencitas medio escondidas tras una gran barcaza azulona comenzò a cantar :

Mi señor fué de caza
Y volviò con su gran trozo de carne
El ama de llaves me lo diò y lo cociné
Despues lo guardé en la chimenea
Si yo miento, que las aguas de este mar justo me traguen

Avanzò mar adentro y para cuando reaccionò, el agua le llegaba a la cintura. Entonces comenzò a cantar las estrofas casi a gritos intentando asi alejar su miedo. Confiaba en su inocencia, pero el mar la atemorizaba. Cuando no sentia la tierra bajo sus pies el pànico la hacia sucumbir en desastrosa retirada.. Aquel océano inmenso no la hizo sufrir demasiado, devolviéndola salvajemente con un pobre golpe de agua injusto de ser llamado ola. La flacucha muchacha siguìò balbuceando las estrofas de aquel cantico de inocencia en estado de trance, ajena a la realidad.

El orgulloso monarca se acercò de inmediato a la orilla ignorando a la pobre chica. Una gota de sudor bajò por su frente cuando el agua llegò a sus pies. Entrò en ella creyendo, en su delirante egoismo, que gobernaba justamente su reino. Entonò con voz grave su càntico, pero éste se viò interrumpido por un hecho para él inesperado… :

Me fui de caza
Y volvi con MI GRAN trozo de carne
Lo entregué al ama de llaves….
Si yo miento… Glup, Glup, Glup !!!

Una gran ola le atrapò y le atrajo hacia el fondo, tragandoselo a él y a su orgullo deshonesto. Desde aquel dia, la verdad se convirtiò en la mayor riqueza de aquel reino . Altar de peregrinos venidos de todo el mundo, atraidos hacia aquella orilla en busca de la verdad

RESERVADOS LOS DERECHOS DE LA AUTORA

EN OTRA VIDA FUI OSA

…- Tienes que contarme eso de que en otra vida fuiste una osa, va y me suelta de repente y sin venir a cuento.
En ese momento, solo la idea de haber podido decirle aquello me pareciò descabellada. Pero ¿de qué otra forma podria explicar las circunstancias que me llevaron a tal conclusiòn?.
Veamos. Dia cualquiera; actividad rutinaria, a saber, degustaciòn a voluntad e indiscriminada de documentales de “la 2”. Medio dia, de los de antes, cuando vivìa en España, osea, despues de comer, tres o cuatro de la tarde. Hoy, el medio dia es exactamente eso, las 12 horas, la mitad de 24.
Al filo de las cuatro da comienzo otro reportage en mi cadena favorita. Terminados los titulos y presentaciones la imagen de un rio de aguas visiblemente frescas invita al baño. El travelling muestra aquellas aguas enérgicas que corren con rabia rio abajo para detenerse en la imagen de un gran, enorme, gigantesco…GROS oso pardo. Erguido en toda su altura deberia hacer almenos dos metros y medio. Imagen siguiente, aguas embravecidas gris metalizado. Imagen siguiente…mi sangre se hiela. Deja de correr por mis venas en el mismo momento en que un primer plano muestra la cara de aquella descomunal bestia. Sus ojos fijos en la càmara, como si el objetivo se encontrara a medio metro de él. Su mirada directa, profunda, se clava en mi retina. Apenas cuatro o cinco segundo transcurren en aquella eterna mirada. Las làgrimas brotan de mis ojos sin que yo pueda hacer nada. Simplemente caen.Ni sollozos de acompañamiento, ni congojo aburrido.
Era una osa. Recitaba la voz en off y, aunque aquello no cambiaba nada, me tranquilizò saberlo. No sé porqué.
¿Por qué aquello me hizo pensar que yo habia sido un dia una osa? Quizàs un antepasado de aquella misma criatura?...NO LO SE. Simplemente lo sentì algo mio, dentro, muy dentro. Imagino que es algo como cuando una mujer sabe, en tan solo unos dias y aun sin tener un retraso menstrual, que està embarazada… Porque sì, porque lo sabe. Yo lo supe, en los dos casos.

CC

MI JARDIN, NO TAN SECRETO

Hace algunos dias decidì poner fin a la agonìa de aquella bella planta que marchitaba en el ‘centro tierra’ de mi casa. Testaruda como soy, me puse manos a la obra, consciente de mi falta de experiencia pero con gran confianza en mis manos. Tomando la planta entre ellas, le dije varias cosas bonitas, intentando prepararla para el traumatismo que supondria el proceso de curaciòn.
La operaciòn se presentaba sencilla, pero no exenta de riesgo. El transplante podia salvarla pero tambien matarla.
Aquella operación a ‘tiesto abierto’ poseìa un doble simbolismo… Si la salvaba, mi fortaleza innata seguia intacta, en caso contrario, tendria que replantearme ciertas cosas en mi vida.
Signos, simbolos…a veces me aburro yo misma con mis exigencias continuas.
Hace tiempo, leì en alguna parte que los cambios bruscos de temperatura durante el proceso podian poner en peligro el éxito del transplante y aunque aquello estaba destinado a las plantas de mariguana, me parece obvio aplicarlo a todo tipo de plantas.
Eleji un rincon neutro de la casa, ni frio, ni calor, 0° C, como en el chiste.

El abono que guardé de la ùltima operaciòn, que para mas detalles matò a mi paciente, me serviria de materia prima.
De repente… Que grata sorpresa !!! mi paciente no es uno, sino dos !! Se me escapò una risita al descubrirlo. Uno se convierte en dos, Que lindo, verdad ? La madre naturaleza y sus secretos. Me senti un poco Dr Frankenstein. Estaba creando vida, que osadia no ? de alguna manera era asi, Qué prepotencia la mia !!!
Por suerte habia guardado la carcasa de mi ùltima victima. Hasta para eso tengo suerte. Aquel ser que se convierte en dos, me llena de gozo. Una oportunidad para duplicar tambien la esperanza de vida de mis pacientes. La idea es fascinante, casi orgàsmica.
Entonces descubro algo, hay cierta decompensacion del producto. Una de las ramas resulta mas pequeña junto a la otra; menos hojas, menos tallo, mas fino.
- No pasa nada, le digo, os trataré como iguales.
Sacudi suavemente los restos de tierra en sus raices. La mas grande y fuerte primero. Terminada y en su tiesto, me lanzo sin demora con la pequeña, evitando asi dejarla indefensa demasiado tiempo. La instalo en su nuevo cuerpo, separada de su siamesa. La tranquilizo inconscientemente, le digo que todo ira bien. Mis dedos inexpertos pero firmes aseguran con algo de presiòn la consistencia de su nuevo hàbitat. Et voilà, la operaciòn terminada me siento frente a ellas observandolas de cerca, preguntandome qué pasarà cuando se despierten…

Las habia colocado una cerca de la otra, supongo que intentando minimizar el impacto fìsico en los minutos y horas que seguirian.
Pasado un buen rato y sin querer queriendo, les lanzaba miraditas furtivas, esperando encontrarlas siempre en alza, erectas todo lo largo de su tallo, altaneras…
Pasaron algunos dias y la mas pequeña parecia sana y llena de vida, sus arrogantes y ergidos tallos miraban descaradamente hacia mi tello desnudo mientras que su hermana fuerte, la grande, parecia decaida, al borde de sus fuerzas. Su verdor mediocre, su textura flacida, todo hacia pensar en un triste comienzo del fin. Mis tripas se ennudaron…
-qué hago??? Qué hago ??? ràpidooooo !!!
Balbuceaba sin a penas consciencia de mis paseos a izquierda y derecha
-Agua!!! El agua es la vida, no?!!
De todas formas, que otra cosa podia hacer.

No supe salvarla. Quizàs no pude, simplemente. Dos dias mas tarde, aquella que debìa sobrevivir naturalmente se apagò en silencio, en el cento tierra, del salon, de mi casa, de mi edificio, de mi barrio, de mi ciudad, de Francia. Se fue tranquil y acompagnada, sin lamentos, durante la noche aun fria de mayo en el 77
Su otra mitad, de un verde intenso y autosuficiente,saludò al nuevo dia sin tan siquiera un lamento, con la confianza de quien ganò una vida entera.

No importa lo grande, fuerte o seguro que parezcamos; solo sobreviviran aquellos que lo sean realmente. El débil, puede ser un fuerte en la sombra. Parece que lo olvidamos siempre. Cuidemos pues al debil, dejando caer una miradita sobre el fuerte de vez en cuando. Su orgullo le impredira pedir ayuda, pero sus làgrimas son hùmedas como las de cualquier hijo de vecino.

CC

SHE LOVES SUNDAYS



El ritual cinéfilo del domingo la prepara para cada semana laboral. Objetivo: convertir en arte el cronometrado de las sesiones para llegar evitando la tediosa publicidada. Llegar con la sesiòn empezada, no solo le economiza el empaño de trailers y ads, sino tambien el tiempo de cola para sacar la entrada. El groso de domingueros se desvanece unos diez minutos despues que las pantallas muestran el inicio de sesion.
La botella de agua o refresco comprada en la tienda de la esquina le ahorra los abusivos precios de las salas comerciales.
Otra ventaja indiscutible una vez la sesion comenzada es que todo el mundo se encuentra instalado en su butaca, asi, tienes el privilegio de elegir el mejor de los asientos . Ni muy arriba, ni muy abajo. Algo màs hacia los lados que centrado en la sala, donde todo el mundo se agolpa. Nadie justo detrás, evitando las incòmodas pataditas cada vez que se entumecen las articulaciones del vecino. Almenos dos butacas libres a la izquierda, pasillo si es posible a la derecha. Sin olvidar claro està, almenos cinco filas de separaciòn con aquellos que lucen cucurucho de palomitas
Asi es una autentica tarde de cine, la que hace a Maria, la chica mas feliz de la ciudad…


CC

…”cine, cine, cine, cine,
mas cine por favoooooooooooorrr…
que toda la vida es cine
que toda la vida es cine y los sueeeeeeeeeñooooooossss
cine sooooooooon….”

video

Sur l'écran noir de mes nuits blanches,

Moi je me fais mon cinéma

Sans pognon et sans caméra

Bardot peut partir en vacances

Ma vedette c'est toujours toi

Pour te dire que je t'aime

Rien à faire, je flanche

J'ai du coeur mais pas d'estomac

C'est pourquoi je prends ma revanche

Sur l'écran noir de mes nuits blanches

Où je me fais du cinéma

D'abord un gros plan sur tes hanches

Puis un travelling panorama

Sur ta poitrine grand format

Voilà comment mon film commence

Souriant, je m'avance vers toi...

Un mètre quantre-vingts,

Des biceps plein les manches,

Je crève l'écran de mes nuits blanches

Où je me fais du cinéma...

Te voilà déjà dans mes bras...

Le lit arrive en avalanche....

Sur l'écran noir de mes nuits blanches

Où je me fais du cinéma,

Une fois, deux fois, dix fois, vingt fois,

Je recommence la séquence

Où tu me tombes dans les bras...

Je tourne tous les soirs

Y compris le dimanche...

Parfois on sonne, j'ouvre, c'est toi...

Vais-je te prendre par les hanches

Comme sur l'écran de mes nuits blanches ?

Non, je te dis "comment ça va ?

"Et je t'emmène au cinéma.

COMO SEDUCIRME

Pasamos gran parte de nuestra vida en estado de enamoramiento. No hace falta que sea con otra persona. Nos enamoramos de una muñeca, de un vestido, de un/a profesor/a (no debe contarse como humano, recordemos que es una fantasia de la adolescencia) de una canciòn, de una pelìcula… Es cierto que otra gran parte de nuestra vida la dedicamos al A.M.O.R… Por lo tanto, nos conocemos bien en ese sentido, o asì deberia ser. Por ello, en mi calidad de ‘experta en mi’ y cansada de la eterna cuestion y la critica del -eres demasiado exigente querida- he decidido redactar este decàlogo del amor. Hace tiempo que debia haberlo hecho para asi poder imprimirlo al dorso de mi tarjeta de visita emocional.


- Estimulame mentalmente.
- Aprecia mi feninidad
- Hazme vivir un romance constante.
- Sedùceme, siempre, mucho… hasta la vejez
- Cultiva tu sociabilidad
- Déjame seducir. No seré infiel por querer agradar y hacerme adorar por otros
- Necesto soñar, al tiempo que armonizar y amar mi entorno
- Demuestrame verbalmente tu passiòn

Mar, montaña, mi casa… (se me fue la bola, nada que ver)

- No te dejes impresionar por mi fuerte sentido estético
- Mi sexualidad comienza cuando tù me hablas. Puedo hablar durante horas, gozar durante horas. De manera que, hazme disfrutar con caricias que del sexo ya me ocupo yo

Ella en Hong Kong, él en Paris

Estaba en plena oscuridad pero lo veia todo claro. Las sombras fantasmales del resto de seres en la sala se volvian hacia ella diciendo a grito pelao –TIENES QUE HACER UN TRATO ESTUPIDA!!!... mientras, la protagonista, toda guapa, sexy, seguia recitando con aquella dulce voz su, - Puesto que vivimos una mentira, tù la tuya, yo la mia, acordemos un punto de encuentro para nuestras vidas. Un punto en una realidad conjunta. Hagamos real, cierto, verdadero este Amor. Es justo que yo puedad tener otros estìmulos, otros cuerpos, otros amantes que adorar…

Pensò en la suerte que tenian de haberse conocido, amado, y tambien descubriò que él no parecia ser consciente de ello. De repente lo viò todo claro, transpareeeeeente, y se dijo que en el mismo momento en que llegara a casa se lo diria:

- Honey, QUIERO UN TRATO!!!

Let’s make a deal

Angeles y otras escusas

Se la oia decir que la inspiracion le venia de arriba.... pero, de donde?. A qué altura se encuentra? Tan arriba que solo los àngeles te la pueden traer. Tambien decia que su àngel de la guarda le ordenò que creara. Asi que era eso?!! Un àngel de la guarda me espera en alguna parte.
La inspiraciòn es una locura entonces. Ansiado trance de àngeles custodios revoloteando alrededor. Lo mejor es que te pille trabajando.
A qué hora llegan los àngeles de la guarda?... El mio debiò perder el RER
Séraphine se vistiò de blanco y esperò a que vinieran por ella. Todos de blanco. Mucho blanco veo yo. Lo siento pero ultimamente soporto mal el exceso de luminosidad. Mi àngel podria venir de negro. Mas a mi estilo digamos. Sea como fuere, no me molestaria que viniera de blanco, ni que no tuviera sexo, pero no soportaria que no tuviera lengua, porque tiene que contarme, porqué narices tardò taaaaanto.


CC

Here we are...!!!

Lola
Besos
Me ha costado lo mio... ;p
El parto fué lento, pero poco doloroso. Espero que entre todos hagamos crecer a la criatura.
Hola gente